El 13 de marzo Mónica Rodríguez nos hablará en LA CASA VERDE de las dificultades que tiene que enfrentar a diario la mujer rural

in Blog
Visto: 471

El Centro Socio-Cultural LA CASA VERDE de Firgas (c/ Los Berreros, nº 2) acoge el próximo miércoles 13 de marzo de 2019, a las 19.00 horas, la Charla-Debate “LA PRECARIEDAD DEL SECTOR PRIMARIO. EL CASO DE LA MUJER RURAL”, donde Mónica Rodríguez Delgado, Agricultora, Ganadera y Quesera ecológica nos contará sus experiencias.

El acto se encuentra dentro de los programados por la Asamblea Abierta 8M del Norte de Gran Canaria, coincidiendo con la celebración del 8 de marzo, DÍA DE LAS MUJERES, siendo coordinado por el colectivo LA VINCA Ecologistas en Acción, contando con la colaboración de la concejalía de Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Firgas.

Mónica Rodríguez Delgado es Técnica Superior en Restauración, Productora agrícola ecológica con certificación (durante 5 años) y Ganadera y Quesera ecológica con certificación con ganado caprino y ovino en Gran Canaria. Es única titular de la explotación y entre otros reconocimiento obtuvo la medalla de bronce al mejor queso mezcla de cuajos (media flor) de Gran Canaria 2017 y mejor queso ecológico de Canarias 2017 (concurso Agrocanarias).

“Pero pese a estos reconocimientos, la continua y creciente burocracia, las trabas de todo tipo y la falta de ayudas reales me han hecho tener que dejar, al menos momentáneamente, esta actividad, dejando de producir y en esta charla explicaré las razones y motivos que me han obligado a tomar esta decisión, falta de ayudas y compromiso de las instituciones entre otras razones.

Desde hace muchos años los colectivos y asociaciones de mujeres que viven en el medio rural reivindican los retos y dificultades que afrontan en un contexto en el que la despoblación, la desigualdad y la falta de desarrollo dificultan el acceso al mercado laboral y la viabilidad económica de las zonas rurales”.

Según datos de la ONU, las mujeres rurales constituyen una cuarta parte de la población mundial. Son líderesas, productoras, empresarias y proveedoras de servicios. Sus contribuciones son vitales para el bienestar de las familias, de las comunidades y de las economías, así como para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las mujeres rurales representan una gran proporción de la mano de obra agrícola, producen la mayoría de los alimentos que se cosechan, especialmente en la agricultura de subsistencia, y llevan a cabo la mayor parte de los trabajos de cuidado no remunerados. La agricultura es el medio de vida del 86% de mujeres y hombres rurales y da trabajo a alrededor de 1.300 millones de pequeños agricultores minifundistas y a trabajadores que no poseen tierras, de los cuales el 43% son mujeres. Aún así, sus derechos y contribuciones han sido en gran parte ignorados. Si las mujeres rurales tuviesen un acceso equitativo a los recursos productivos, los rendimientos agrícolas podrían reducir entre 100 y 150 millones la cantidad de personas con hambre crónica. Sin embargo, los estudios muestran brechas persistentes que tienen un impacto sobre la vida de las mujeres rurales.