Campaña de objeción fiscal

in Blog
Visto: 155

Con motivo de la campaña de declaración de la Renta 2018, comienza también la campaña de objeción fiscal al gasto militar, promovida por distintos grupos pacifistas y antimilitaristas. Desde Ecologistas en Acción creemos y construimos una sociedad más justa, menos represiva y más igualitaria. Para ello, creemos de vital importancia conseguir una sociedad pacifica donde la seguridad de las personas (la de verdad) venga otorgada por relaciones humanas de justicia social y ambiental que permitan a cualquiera poder desarrollarse libre y plenamente. Para ello, creemos que la presencia de cualquier ejercito es contraproducente y es necesario hacer un ejercicio desde la sociedad civil de denuncia al estamento militar, así como al gasto que conlleva, que podría orientarse hacia otras necesidades humanas como alimentación, alojamiento, defensa del medioambiente, transición energética, etc. De esta manera, y siguiendo con nuestras formas de confrontación al sistema capitalista y patriarcal, depredador de recursos y represor, practicamos la desobediencia civil activa y pacífica. Una las herramientas que utilizamos, junto con otros colectivos antimilitaristas es la objeción fiscal.

¿Qué es la objeción fiscal?

Compartiendo la definición del Grupo Antimilitarista Tortuga, la objeción fiscal es la no disposición a colaborar con el Estado en los gastos de preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar, desobedeciendo activamente en el momento de realizar la declaración de la renta (IRPF). Consiste técnicamente en aprovechar la declaración del IRPF para desviar una parte de la totalidad de nuestros impuestos a un proyecto que trabaje en la defensa de una sociedad solidaria.

¿Por qué objetamos?

Los Presupuestos Generales del Estado de 2019 presentados por el PSOE no fueron finalmente aprobados, pero el análisis del Grupo Antimilitarista Tortuga muestra que el gasto militar previsto en el proyecto de presupuestos no difería sustancialmente del de años anteriores [1]:

Presupuesto Ministerio de Defensa: 9,161 millones €
Total Gasto Militar 2018: 31.830,82 millones €
Gasto Militar oculto 2018: 15.922,12 millones €
Deuda Militar 2018: 7761 millones €
G.M. diario: 87,2 millones €
G.M. por hora: 3’63 millones €
Los estudios realizados en los últimos años por colectivos como Utopía Contagiosa o el Grupo Antimilitarista Tortuga sobre Gasto Militar demuestran que una gran parte del Gasto Militar se oculta en otras partidas y Ministerios. Uno de los ejemplos más claros ha sido el de los PEAS (Planes Espaciales de Armamento) que se han financiado con créditos extraordinarios dados en verano hasta que el Tribunal Constitucional los ha declarado inconstitucionales. Otro ejemplo son las Operaciones en el Exterior. La política internacional del Estado español está orientada al intervencionismo siguiendo una doctrina llamada de “Fronteras Avanzadas” que sitúa la protección de nuestros intereses en Malí, Líbano, Turquía, Países Bálticos etc. Esta estrategia se financia también con créditos extraordinarios y con la participación de otros ministerios.

La política de defensa española, basada en el endeudamiento para la compra de armas, ha ido generando una deuda militar insostenible e impagable que ha ahondado en la insostenibilidad del Ministerio de Defensa pero que, también, ha condicionado mucho la viabilidad de otros ministerios como el de Industria, ahora Economía e Industria. Esta deuda ha sido asumida en nuestro nombre por una élite de intereses perversos donde se mezcla la industria militar y los señores de la guerra, las puertas giratorias que han situado altos cargos en los diferentes departamentos políticos que tomaron las decisiones, y nuestra clase política militarista.

La huella ambiental de los ejércitos

Numerosos informes muestran que los ejércitos son los mayores consumidores institucionales de combustibles fósiles y que tanto estos como la industria militar contribuyen de forma muy importante al cambio climático, a pesar de los cual estas emisiones no se han tomado en consideración si quiera en los acuerdos internacionales sobre el clima.

Además, las guerras y las maniobras militares son altamente contaminantes y destructivas para el medio natural. En el Estado español el tenemos claras evidencias de ello en lugares como el campo de tiro de las Bárdenas Reales, en Navarra, situado en un espacio natural de enorme valor medioambiental con varias figuras de protección.

Ecologistas en Acción y objeción fiscal.

Ante estas cifras de gasto militar y las consecuencias que tiene, desde Ecologistas en Acción entendemos la objeción fiscal a los gastos militares como una herramienta de cambio pacífica, en la búsqueda de una sociedad más justa y desmilitarizada. Desde nuestra organización promovemos una cultura de seguridad alejada de la Seguridad Nacional tradicional ejercida por los estados. Apostamos por un modelo de Seguridad Humana que defiende el derecho a una vida libre de violencia, incluida la violencia heteropatriarcal, el derecho a una vida libre de miseria y libre del miedo. En esta campaña se invita a quienes realizan la declaración de la renta a expresar su rechazo a sostener el gasto de preparación de las guerras, represión a la sociedad civil, mantenimiento del ejército y otros cuerpos armados negándose a pagar a Hacienda una determinada cantidad y desviando ese dinero hacia una finalidad social y ecológicamente beneficiosa.

De la misma forma, desde Ecologistas en Acción ejercemos el derecho de objeción de conciencia al pago de impuestos con fines militares de forma pública, colectiva, pacífica y consciente, animando a la ciudadanía a participar en esta campaña. Pretendemos también, además de recortar el presupuesto de guerra, suscitar un debate sobre la militarización social, cultural y económica y rescatar el protagonismo social en las decisiones que afectan a estos temas.

Queremos señalar a las personas objetoras que, en las campañas anteriores, con un importante repunte en el año en curso, ha aumentado sensiblemente la represión que el estado ejerce sobre la Objeción Fiscal, dándose un alto número de reclamaciones de las cantidades desviadas, por parte de la Agencia Tributaria del Ministerio de Hacienda (no así en las comunidades autónomas con fiscalidad propia). Cada vez más objeciones son reclamadas por el estado, en ocasiones acompañadas de intereses o de una multa que en ningún caso podrá superar la mitad del importe objetado. Una forma de evitar esta represión es objetar cantidades simbólicas de entre 1 y 5 €, de esta forma se minimiza el riesgo económico al tiempo que mantiene intacto el potencial de denuncia del gasto militar de la campaña, y su carácter colectivo de Desobediencia Civil.

¿Cómo realizar la objeción fiscal?

Cualquier persona interesada en realizar la objeción fiscal podrá encontrar en este tutorial revisado y actualizado con las novedades de 2019 los pasos a seguir para realizarla.

1 Informe gasto militar 2019. Grupo Antimilitarista Tortuga

2 En el gasto militar total se tienen en cuenta partidas militares que se encuentran en otros ministerios como en Ministerio de Industria o Ministerio de Interior.

 

Más información en: https://www.ecologistasenaccion.org/5092/campana-de-objecion-fiscal/