La Vinca EeA presenta alegaciones a la pretensión de instalar un Restaurante-terraza en la fértil Vega agrícola de Arucas

Visto: 1118

Encontrándose en la actualidad en periodo de información pública el expediente 809/2018 que se tramita a instancias de “Restaurante McDonald´s SA” para la instalación de la actividad de restaurante-terraza, en la circunvalación de Arucas, rotonda número 3, del municipio de Arucas; desde el colectivo LA VINCA Ecologistas en Acción se ha presentado escrito solicitando que no se autorice dicha instalación en la Vega de Arucas, una de las vegas agrícolas más fértiles de la isla de Gran Canaria.

Según obra en el expediente, dicha instalación comercial se pretende ubicar en un suelo que actualmente ocupa las instalaciones de un Área de Lavado de coches vinculado a la estación de servicios BP de Las Vegas. Esas instalaciones se pretenden “mover para dejar hueco al Restaurante-Terraza de McDonald,s”, y se quieren instalar en un SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN AGRARIA DE ALTA PRODUCTIVIDAD Y PROTECCIÓN DE INFRAESTRUCTURAS Y EQUIPAMIENTOS, incluidos en una zona B.b.1.1 del PIOGC.

Los ecologistas norteños califican de “jugada” la acción, “ya que hace unos meses el propietario del suelo ha solicitado del Cabildo de Gran Canaria la Declaración de Interés Público para cambiar las instalaciones de lavado y otras anexas a la gasolinera, (en pleno mes de agosto de 2017 se remite al Cabildo de Gran Canaria por parte del Ayuntamiento de Arucas copia del Decreto nº 1844 de 3 de agosto de 2017), donde se resuelve “Declarar de Interés General para el municipio” el traslado de dichas instalaciones de la gasolinera a un SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN AGRARIA DE ALTA PRODUCTIVIDAD Y PROTECCIÓN DE INFRAESTRUCTURAS Y EQUIPAMIENTOS, incluidos en una zona B.b.1.1 del PIOGC. En la argumentación de dicho Decreto ”se utiliza el traslado al lugar, de la escultura “FOBOS Juguete del viento” del genial escultor lanzaroteño César Manrique, en una suerte de incongruente justificación, para enmascarar la treta de colarnos un restaurante de comida rápida en el suelo rústico de La Vega de Arucas o en su entorno”.

Desde nuestro colectivo “no consideramos que construir un Restaurante-Terraza ni trasladar las instalaciones anexas a una gasolinera sean MOTIVOS DE INTERÉS GENERAL para la ciudadanía aruquense, y desconocemos qué “medidas correctoras tendentes a minimizar el impacto” se van a aplicar, cuando la principal medida debería ser NO AUTORIZAR nuevas construcciones en La Vega de Arucas, y promover su cuidado, protección, promoción y mejora para las generaciones futuras”.

“Entendemos que esta “triquiñuela legal” (cambiar la ubicación de las instalaciones de lavado y otras al SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN….) para permitir la instalación de Restaurante–Terraza de comida rápida en la ubicación anterior de estas instalaciones, atenta gravemente contra la inteligencia de las vecinas y vecinos del municipio de Arucas y daña de manera irreversible un suelo “sagrado” para los aruquenses como es La Vega de Arucas, que ya se vio mancillada hace algunos años con la instalación de la gasolinera y servicios anexos (por cierto, también fuimos las personas que integramos La Vinca Ecologistas en Acción las únicas que alegamos a dicha instalación, en noviembre 2005, abril 2006 y agosto 2006)”.

“Históricamente, desde el Ayuntamiento de Arucas se había defendido la idea de que LA VEGA DEBÍA SER INTOCABLE, usando como argumento para la construcción de la circunvalación a la ciudad que esa sería la barrera de protección de la Vega, un límite inamovible que garantizase su protección como recurso agrícola y paisajístico de primer nivel, un pulmón verde en las puertas de la ciudad”.

Para los ecologistas “no es entendible que durante años, las instituciones locales hayan apostado por recuperar el Centro Histórico de Arucas y adaptarlo como centro comercial abierto, y ahora la apuesta cambie de repente y se le dé un golpe mortal al empresariado local que ha invertido y creado empleo en la zona, abriendo un nuevo frente de negocio en una de las zonas más sensibles del municipio, poniendo además en riesgo el futuro como espacio agrícola y natural protegido para la Vega de Arucas”.

Desde La Vinca EeA “apostamos por un verdadero desarrollo local y sostenible -no de boquilla-, en el que los pequeños emprendedores y comerciantes puedan tener oportunidades con negocios novedosos, accesibles, que promuevan la identidad propia del municipio, y no más de lo mismo (con lo que este tipo de negocios de comida rápida lleva asociado). Arucas tiene todas las capacidades sociales, profesionales, empresariales, culturales, paisajísticas… para promover un desarrollo endógeno, basado en nuevas tecnologías, creatividad, exclusividad… dando una idiosincrasia propia al municipio y pudiendo ser tomado como referente innovador en toda la comarca norte y en toda la isla de Gran Canaria”.