WEB ADHERIDA A LA INICIATIVA 30 KM

Visto: 494

¿Por qué 30 km/h?

El límite de velocidad a 30 km/h salva vidas. Desde que en 1983 se estableció la primera zona de 30 km/h como proyecto piloto en la pequeña ciudad alemana de Buxtehude, muchas zonas 30 km/h en toda Europa han probado sus beneficios. En los lugares donde se establecen estas zonas, el número y la gravedad de los accidentes se reducen considerablemente.

Limitar la velocidad de los coches a 30 km/h reduce el ruido del tráfico. Los consejeros alemanes del consejo medioambiental (SRU) explican que la reducción del nivel de ruido mediante el límite de velocidad a 30 km/h es de 3 db, lo que supone una gran diferencia. Un límite de 30 km/h en todas las áreas residenciales mejora la calidad del aire ya que se emiten menos gases, lo que contribuye a una mejora general de la salud. Un límite de 30 km/h en todas las áreas residenciales puede ayudar a mitigar el cambio climático ya que una velocidad inferior significa menos emisiones de CO2. Además, garantiza un flujo de tráfico constante con menos atascos y congestiones, y consigue que pasear en bici, caminar o utilizar el bus o el tren sean actividades mucho más agradables.

Esto, a su vez, anima a las personas a adoptar estas aficiones, lo que reduce todavía más las emisiones de efecto invernadero. Qué es muy importante para nosotros: Esto reducirá automáticamente la dependencia en los carburantes de la UE. Una cultura que promueva una movilidad más relajada en toda la ciudad anima a los fabricantes a crear motores de automóviles que se adapten a una conducción más moderada en lugar de una en la que la velocidad sea el factor prioritario. Nuestro objetivo: Que 30 km/h sea el límite de velocidad estándar europeo para áreas residenciales y no solo para zonas individuales.

De esta forma se beneficiará todo la ciudad en lugar de solo toda la zona. Niños, ancianos y personas con alguna discapacidad se beneficiarán especialmente, además de aquellos que solo se pueden permitir una vivienda más barata, que normalmente se encuentran al lado de carreteras principales fuera de zonas limitadas a 30 km/h. Hasta ahora, existían limitaciones legales estrictas para cualquier administración que deseara establecer una zona con limitación de velocidad de 30 km/h. Además, es evidente que muchas personas no respetan estas zonas puesto que están acostumbradas a un límite de velocidad de 50 km/h. O simplemente no ven las señales.

Así pues, los gobiernos locales tienen que invertir en medidas costosas cuando quieren introducir sistemas de moderación del tráfico. No obstante, un límite de velocidad estándar para toda la ciudad conseguiría hacer que las normas sean claras para todos y ahorraría dinero a los gobiernos locales. Además, los efectos positivos sobre la salud y el medioambiente se incrementarían y los costes externos del transporte disminuirían en general. 

Más detalles en – http://en.30kmh.eu/why-30kmh-20-mph/can-children-be-adapted-to-road-traffic/