DENUNCIA AL INSTITUTO DE ASTROFÍSICA DE CANARIAS POR OBRAS EN EL PARQUE NATURAL DE LA CORONA FORESTAL DE IZAÑA, EN EL TEIDE

in Blog
Visto: 379

La organización BEN MAGEC-Ecologistas en Acción considera la actuación del IAC como muy grave, sancionable con multa de hasta 600 mil euros y anuncia acciones en el ámbito estatal e internacional por su reiterada actitud en materia ambiental

La federación ecologista canaria Ben Magec-Ecologistas en Acción, declarada de Utilidad Pública por el Gobierno de España, ha presentado en la mañana del 23 de julio del actual las correspondientes denuncias contra el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) ante la Agencia Canaria de Protección del Medio Urbano y Natural del Gobierno de Canarias y ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, por obras detectadas desde el pasado mes de mayo en el Parque Natural de La Corona Forestal, en Izaña, junto al volcán del Teide, isla de Tenerife, que podrían ser sancionadas con una multa de hasta 600.000 euros por infracciones muy graves según la Ley del Suelo de Canarias.

Las excavaciones y movimientos de tierra realizadas con maquinaria pesada del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) han provocado afecciones en el medio natural, han alterado mediciones de relevancia mundial en materia de cambio climático y en los que Canarias es referente internacional, y han incumplido condicionantes ambientales estipulados por el Cabildo de Tenerife. Además, las nuevas pistas abiertas y los múltiples desbroces registrados sobre cubiertas vegetales pobladas por especies de flora protegidas por normativas internacionales, no cuentan con licencia municipal de obras del Ayuntamiento de Güímar. Ben Magec-Ecologistas en Acción no puede entender que una entidad como el IAC, en permanente búsqueda de prestigio por su reiterada actividad mediática y con un elevado grado de responsabilidad en la ejemplaridad científica internacional, intervenga dónde, cuándo, cómo y con quién le interese de manera unilateral vulnerando preceptos ambientales, degradando el medio natural y ocultando sus acciones a otras instituciones científicas que han visto alteradas sus valiosas mediciones por las mencionadas obras.

Ejemplo ineludible es el hecho de que el Centro de Investigaciones Atmosféricas de Izaña (AEMET), uno de los más destacados Observatorios del Programa de Vigilancia Atmosférica Global de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y organismo clave en el seguimiento y evolución del cambio climático en Canarias y en el mundo, haya descubierto las obras del Astrofísico en Izaña a través de las alteraciones inéditas de la atmósfera registradas en el curso de sus propias mediciones. El posterior rechazo de AEMET a estas obras refleja, a juicio de esta organización ambiental, un comportamiento impropio del IAC, tanto por no informar a sus propios colegas científicos, como por despreciar estudios climáticos tan decisivos en este momento para la humanidad mientras exige al tiempo ímprobos esfuerzos a la población de las islas para mitigar los impactos lumínicos.

Ben Magec-Ecologistas en Acción respalda sin fisuras la investigación científica y la innovación tecnológica en todos los ámbitos útiles para el ser humano y su futuro, pero no todo vale en nombre de la ciencia. Asumir que las leyes de protección ambiental que tantos años y esfuerzos sociales y científicos han costado para poder preservar hoy una naturaleza cada día más degradada en todo el planeta, constituye un elemento prioritario y ejemplar para cualquier entidad pública y científica que se precie. Los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) y/o las Evaluaciones Ambientales (EA) que legalmente se exigen para garantizar la compatibilidad o no de obras que afectan a espacios y especies de flora y fauna protegidas, no pueden obviarse o incumplirse de forma sistemática por ninguna entidad aludiendo a que “sus actividades son siempre de interés especial o público”. La sistematicidad en saltarse tan imprescindibles normas culmina inevitablemente obviando que sus intervenciones están por encima de cualquier otro interés público, por lo que pasan a responder a intereses muy particulares. No están los tiempos para excepciones que degraden la vida silvestre, no vivimos escenarios para propiciar parques temáticos lucrativos en zonas de alto valor ecológico. El Parque Nacional de El Teide y sus espacios anexos, de alto valor para la conservación, están sometidos a serias y crecientes presiones humanas que responden a visiones interesadas y especulativas, dañinas y obsoletas, en las que se fomentan más visitas, más aparcamientos, más centros de visitantes y más infraestructuras a costa de la salud del entorno natural.

Esta organización ecologista realiza exhaustivos seguimientos de intervenciones sobre áreas de alto valor ecológico en el medio marino, litoral y terrestre de las ocho Islas Canarias, focalizando su atención en Espacios Naturales Protegidos en situación de especial vulnerabilidad como el Parque Natural de La Corona Forestal. Este extraordinario espacio ecológico está integrado en la Red Natura 2000 como Zona de Especial Conservación (ZEC ES7020054) y las actuaciones del IAC se han localizado en áreas que -previamente y conforme define el Plan de Uso y Gestión de este Espacio Natural Protegido- requerían medidas de restauración y recuperación de la vegetación y el mantenimiento de actividades que no fueran incompatibles con su conservación.

Por tanto, para la organización ecologista, las obras realizadas en Izaña por el Astrofísico de Canarias se encuentran prohibidas de conformidad con el actual Plan de Gestión, máxime cuando han resultado dañados hábitats de interés comunitario (Matorrales oromediterráneos, formaciones vegetales como alianza Spartocytision supranubii, matorrales de cumbre incluyendo la retama (Spartocytisus supranubius), el codeso de cumbre (Adenocarpus viscosus subsp. viscosus) y la hierba pajonera (Descurainia bourgeauana). Esta denuncia se registra 20 días después de que el Gobierno de España recibiera una carta de la Comisión Europea ( con fecha de 2 de julio) advirtiendo e instando a nuestro país a cumplir las obligaciones de la Directiva de Hábitats Naturales, a causa del elevado número de infracciones que registran las Comunidades Autónomas españolas en este contexto incluyendo Canarias.

Ben Magec-Ecologistas en Acción efectuará un profuso seguimiento de las denuncias presentadas en el día de hoy, elevará los hechos al ministro de Ciencia e Innovación, D. Pedro Duque, a la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Dª Teresa Ribera, e informará de estas afecciones en Canarias a la totalidad de instituciones de 31 países que integran el Consorcio CTA “Cherenkov Telescope Array”. El objetivo de estas acciones es lograr que el IAC adopte una actitud ejemplar con el medio ambiente en Canarias priorizando su conservación frente a su explotación, que ejemplifique su obra investigadora cumpliendo con transparencia la legislación ambiental sin ampararse en reiteradas exenciones para librarse de condicionantes que otras entidades sí deben cumplir, y que aplique con rigor los preceptos de cambio climático establecidos por la propia Comisión de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Instituto Astrofísico de Canarias.