LOS PICACHOS DE TELDE: VEINTISIETE AÑOS EN MODO ESPERA

in Blog
Visto: 213

Turcón Ecologistas en Acción se concentrará delante del antiguo ingenio azucarero el miércoles 3 de marzo a las 19 horas, fiel a su cita anual y respetando escrupulosamente las medidas COVID 19 y de distanciamiento social propias de esta situación de emergencia sanitaria.

En esta ocasión hemos tenido que cambiar la fecha del 14 de febrero por otra más avanzada producto de la imposibilidad de la celebración de concentraciones o reuniones por los índices desfavorables de la pandemia en Canarias y las medidas tomadas por el gobierno autonómico.

Después de tantos años y de muchas promesas, seguimos en modo espera con unas negociaciones con los propietarios y un principio de acuerdo que deseamos no se frustre y continúe con unas medidas extraordinarias y urgentes que estabilicen las estructuras del ingenio que aún siguen en pie, a la vez que se avanza en los estudios y sondeos arqueológicos.

Seguimos a su vez expectantes ante el paralizado expediente de declaración de Bien de Interés Cultural-BIC para el ingenio azucarero de Los Picachos, que el Cabildo Insular de Gran Canaria es incapaz de darle solución de continuidad que lo libre de caducidades del documento, o inexplicables vericuetos jurídicos. Mientras tanto el bien a declarar sigue sufriendo el paso del tiempo y un visible deterioro producto de las desatenciones sufridas.

Una vez más los concentrados solicitaremos la restauración, y el reconocimiento de su valor histórico y patrimonial. Venimos a convenir en la necesidad de actualización de los proyectos existentes para la restauración y rehabilitación del ingenio azucarero del siglo XVI de Los Picachos, la realización de prospecciones arqueológicas y la integración de los espacios circundantes en un área de uso público con elementos que faciliten la interpretación, recreación y conocimiento de los usos históricos y su relación con la historia de la ciudad.

Nuestro deseo para el Ingenio Azucarero de Los Picachos es que en un corto espacio de tiempo podamos disfrutar de un bien cultural para uso, disfrute y orgullo de la ciudadanía, pero si esto no se produce continuaremos con fuerza, energía y determinación para seguir reivindicando lo que por su valor histórico y por justicia le corresponde.