VALORAN POSITIVAMENTE LAS MEDIDAS DE AHORRO ENERGÉTICO DEL GOBIERNO, PERO DEMANDAN UN PLAN ESTRUCTURAL Y AMBICIOSO

in Blog
Visto: 238

- Para Ecologistas en Acción, las medidas de ahorro de energía deben ser ambiciosas, contar con políticas coherentes y ser estructurales para hacer frente a la emergencia ecológica y a la crisis energética, económica y social.
El Decreto-ley avanza en medidas en la buena dirección, pero son insuficientes.

- Las medidas de urgencia para fomentar el transporte público deben complementarse con una mejora de horarios, trayectos y frecuencias, pero son incoherentes con la ampliación de puertos, aeropuertos, trenes de alta velocidad y autopistas.

- Ecologistas en Acción considera que las medidas del Plan de Choque de Ahorro y Gestión Energética en Climatización aprobadas en Consejo de Ministros son necesarias. Sin embargo, deberían ser de mayor espectro, ser estructurales y coherentes con otras políticas sectoriales para reducir el consumo energético y conducir al fin de la utilización de los combustibles fósiles lo antes posible.

La organización ecologista recuerda que el consumo indiscriminado de energía es una de las causas principales de la crisis ecológica y ambiental que sufrimos. El 80 % de la energía que se consume en el mundo proviene de combustibles fósiles, el 5 % de la energía nuclear, y son causantes de la emergencia climática y problemas de contaminación y seguridad.

Ecologistas en Acción reclama medidas coherentes, que pasarían por limitar el nivel de iluminación en calles y sobre todo carreteras; la obligación de realizar auditorías energéticas y planes de ahorro energético en empresas, administraciones y grandes edificios; dejar de subvencionar la instalación de nuevas calderas de gas; y fomentar la instalación de sistemas térmicos renovables.

Por otro lado, es imprescindible vigilar y sancionar los incumplimientos y evitar las incoherencias. La organización destaca que es complicado que se entienda que debe ahorrarse energía cuando muchas calles y carreteras tienen un exceso de iluminación, o cuando ven cómo sus ayuntamientos preparan ya las luces navideñas, como está ocurriendo en la ciudad de Vigo.

La confederación ecologista considera que se promueve el ahorro energético sólo sobre el papel, además de poco y tarde. Marina Gros, responsable de Gas en Ecologistas en Acción, declara: “El Reino de España ha destacado por su retraso en la trasposición de las distintas directivas de renovables, ahorro y eficiencia energética, incluso incumpliendo en varias ocasiones los plazos marcados”

Asimismo, la organización ecologista recuerda que el Estado no ha actuado ante los procesos de especulación inmobiliaria y gentrificación en los centros urbanos, que fomentan un modelo urbanístico que obliga a recorrer grandes distancias de forma diaria, con gran dependencia del vehículo privado. Otro ejemplo lo tenemos en el consumo de alimentos y otros productos que han recorrido miles de kilómetros hasta llegar a nuestras casas, mientras aquí se promueve un modelo agroecológico destinado a la exportación.

En lo que respecta al transporte, este sector consume el 40 % de la energía y representa el 30 % de las emisiones a nivel estatal, por lo que es imprescindible el ahorro en el sector. Las medidas propuestas, que sobre todo fomentan el transporte público, van en la buena dirección, al contrario que lo que se ha hecho hasta ahora para subvencionar los combustibles.

Sin embargo, Ecologistas en Acción echa de menos medidas muy eficientes para el ahorro de combustible, como reducir el límite de velocidad en autovías a 110 km/h y a 80 km/h en vías de alta capacidad en zonas metropolitanas.

Con respecto a las medidas de transporte público, la organización considera que una mejora urgente de las frecuencias y los servicios conllevaría mayores beneficios, con especial atención al tren de cercanías y media distancia y descuentos sobre todo vinculados a los hogares más desfavorecidos.

Nuria Blázquez, responsable de internacional de Ecologistas en Acción, afirma: “Se deben fomentar que los municipios y consorcios metropolitanos de transporte establezcan sistemas de bonos sociales, mucho más económicos para personas con pocos recursos y familias vulnerables, además de mejorar las conexiones de transporte público en ámbitos rurales, ya que estas zonas quedan totalmente desatendidas en el paquete de medidas”.

Para Ecologistas en Acción es necesario incidir en políticas de largo alcance y ayudas que fomenten el uso del transporte ferroviario, por ejemplo reabriendo las líneas de conexión que hayan sido cerradas, con el fin de promover el trasvase de pasajeros del coche al ferrocarril, y fomentar el transporte de mercancías por ferrocarril.

Además, Ecologistas en Acción considera que las medidas de ahorro en el transporte deben de proyectarse más allá del transporte de carretera, abarcando tanto la aviación como el transporte marítimo. Se deberían así reducir los vuelos peninsulares e implementar un impuesto al queroseno y a viajes frecuentes de avión. Otra medida imprescindible sería la retirada de todas las propuestas de ampliación de aeropuertos vigentes, que no tienen sentido en un contexto de crisis energética y climática. En cambio, lo planteado en el título II del Real Decreto-Ley 14/2022 son medidas para flexibilizar la utilización de este tipo de medio.

En cuanto respecta al transporte marítimo, se deberían paralizar las obras de ampliación de los puertos, así como frenar las actuaciones que fomentan el desarrollo de las infraestructuras de gas natural licuado (GNL) para el bunkering de barcos, ya que suponen un peligro para la descarbonización del sector.

Rodrigo Iruzun, portavoz del área de energía de Ecologistas en Acción, concluye: “Favorecer la seguridad de las personas que trabajan en el sector del transporte marítimo es una buena medida, así como medidas de acogimiento a estos trabajadores, pero considerar, que el transporte marítimo internacional es un sector estratégico en el desenvolvimiento de la economía mundial, revela la inconsciencia ante la crisis planetaria que vivimos”.