Hablar de mitigar el cambio climático en Canarias supone reducir significativamente el número de coches y apostar por el transporte colectivo

in Blog
Visto: 156

Ben Magec-Ecologistas en Acción con motivo de la Semana Europea de la Movilidad hace un llamamiento a las Administraciones Públicas y al nuevo Ejecutivo para que apuesten por un modelo de movilidad sostenible. Según la organización, la reciente Declaración de Emergencia Climática debe suponer la consideración de esta cuestión y la necesidad de repensar el modelo en clave de justicia climática y social. El fomento del transporte colectivo de calidad es, en este sentido, el primer paso.

Para l@s ecologistas, Canarias sigue careciendo hoy de una visión clara y decidida para revertir la dinámica de los últimos 40 años de promoción del transporte privado y la dispersión urbanística depredadora de territorio con el consecuente despilfarro de millones de euros del erario público en carreteras sobredimensionadas. Asimismo, critica la apuesta de determinadas navieras de optar por fast ferrys para sus conexiones entre islas que ponen en serio peligro a las comunidades de cetáceos que transitan en aguas del archipiélago y recuerdan, también, que empieza a ser tendencia en algunos lugares de Europa el rechazo al avión por ser altamente contaminante. El modo en el que nos desplazamos los seres humanos es un tema central del debate sobre cambio climático y en el marco de las movilizaciones por la Huelga Mundial por el Clima es una cuestión decisiva.

La Semana Europea de la Movilidad se celebra desde que la Comisión Europea apoyó esta iniciativa hace hoy diecinueve años. Se trata de una semana de campaña de sensibilización que se realiza del 16 al 22 de septiembre con el objetivo de sensibilizar sobre los beneficios del uso de modos de transporte más sostenible y de lo perjudicial que es para la salud de las personas y el medio el uso del automóvil. En esta ocasión el lema de la campaña es “camina y pedalea con nostr@s” y sirve de pretexto para la promoción del transporte público, la bicicleta y los viajes a pie. En este contexto, la federación ecologista canaria pone sobre la mesa una vez más la necesidad de repensar el modelo de movilidad de las islas y transitar hacia formas más sostenibles de desplazamiento.

Sin duda alguna, para el sector del ecologismo canario hablar de sostenibilidad en esta semana de la movilidad supone irremediablemente centrar el debate en los coches, y concretamente, de su inaplazable reducción en las islas. Según Fran Castro, portavoz de la federación Ben Magec-Ecologistas en Acción “la ciudadanía y los responsables públicos debemos asumir e interiorizar que cualquier medida y/o actuación en Canarias en relación a mitigar los efectos del cambio climático debe ir encaminada a reducir significativamente el número de coches en las islas, pues ha quedado constatado en numerosos estudios científicos las consecuencias negativas de éste para la salud pública y el medioambiente”. Y es que en Canarias hay unos 821 vehículos por cada 1.000 habitantes y una densidad de carreteras de 60 kilómetros por cada 100 kilómetros cuadrados, la más alta de todo el Estado español según datos del Ministerio de Política Territorial.

Desde Ben Magec-Ecologistas en Acción se recuerda que las propuestas para hacer frente a la insostenibilidad del archipiélago en materia de movilidad son claras y que las mismas pueden consultarse en su documento de “Bases Programáticas 2019” que la federación puso a disposición de los distintos partidos políticos que se presentaban a las pasadas elecciones autonómicas. Entre las propuestas enunciadas se destaca la apuesta decidida por el transporte público con líneas regulares y altamente asequibles, carriles Guagua/VAO, garantizar y/o incentivar el transporte público o colectivo contratado hacia los centros generadores de movilidad (como pueden ser los colegios públicos y concertados) y la construcción de carriles bicis pensados para los desplazamientos cotidianos (y no únicamente de ocio). Según la portavocía de la federación “es responsabilidad del ejecutivo diseñar un Plan Estratégico de Movilidad Insular con el objetivo de apoyar y legislar en favor del transporte colectivo y compartido e inter-modal frente al transporte privado y dotarlo de la financiación necesaria para que sea eficaz”. Asimismo, y según se ha expresado desde la organización ecologista “al reivindicar un transporte público de calidad no sólo estamos pensando en justicia ambiental, sino también de justicia social. Hay que ser conscientes de que la promoción del transporte privado hace que grandes sectores de la población (como pueden ser jóvenes y mayores y personas sin ingresos suficientes) vean mermada su calidad de vida por verse con dificultades para desplazarse en su vida cotidiana”. Así, para el movimiento ecologista las políticas de movilidad deben construirse sobre la base de favorecer a aquellas personas que se desplacen de manera sostenible, y no castigarlas como consideran que pasa actualmente con el modelo de movilidad imperante en el archipiélago.

En definitiva, en esta Semana Europea de la Movilidad la federación ecologista sigue haciendo hincapié en la necesidad de apostar por un modelo sostenible y respetuoso con las personas y el medio. Y es por ello que pone sobre la mesa la incongruencia que supondría por parte del Ejecutivo autonómico, los Cabildos y demás entes locales de empezar a hablar de emergencia climática sin cuestionar sus políticas y presupuestos aparejados en materia de movilidad. Es por ello que la federación concluye que les servirá conocer cuánto presupuesto se destina al apoyo del transporte público y cuanto a infraestructuras diseñadas para el uso del vehículo privado para reconocer el compromiso real o no de las instituciones con la situación de emergencia climática en la que nos encontramos.