DENUNCIAMOS EL ARRANQUE DE VARIAS PALMERAS EN LA E.D.A.R. DE GÁLDAR Y GUÍA

Visto: 847

El pasado día 15 de septiembre de 2021 alrededor de las 18.00 horas, un grupo de vecinas que se encontraban de paso por la zona de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Gáldar y Guía en las inmediaciones del barranco en Gáldar, fueron testigos del derribo y la tala de un numeroso grupo de palmeras canarias (Phoenix canariensis) que se encontraban dentro de las instalaciones de la EDAR. Al parecer la tala y derribo de estas especies de flora endémica canaria protegida por las autoridades, responde al proyecto de ampliación de la depuradora municipal que se encuentra en fase de obras desde finales del mes de julio.

Ante esta preocupación vecinal, el colectivo ecologista norteño La Vinca Ecologistas en Acción, procedió a presentar escrito de denuncia en el registro general del ayuntamiento de Gáldar, solicitando información sobre autorizaciones y permisos para comprobar que los trasplantes y movimientos de flora endémica se hicieron con todas las garantías legales y de seguridad.

Según informaron los vecinos testigos del arranque y tala de palmeras, “los operarios que se encontraban derribando las palmeras, al ser preguntados sobre el permiso correspondiente para dicha intervención, increparon a las vecinas que se encontraban realizando un vídeo para su comprobación ante las autoridades pertinentes. Dichos operarios alegaron que las palmeras iban a ser trasplantadas”.

Según la versión de las testigos, “el procedimiento de derribo y manejo de estas plantas no respondían ni por asomo a los requisitos recomendados por las autoridades especializadas para su correcto trasplante. Además, había evidencias de troncos de palmeras taladas y algunas otras partidas por la mitad, probablemente por la mala praxis y desconocimiento por parte de la empresa a la hora de realizar los movimientos de dichas palmeras. Ante tales sospechas, las vecinas pusieron en conocimiento del servicio de la Guardia Civil de Santa María de Guía (el servicio de SEPRONA les comunicaron que sólo estaba operativo en horario de mañana) los hechos, quienes aseguraron el envío de una patrulla a la zona. Sin embargo, horas después, estas vecinas no pudieron constatar que ninguna autoridad de los cuerpos de seguridad del Estado se personaran sobre el terreno afectado”.

Los ecologistas recuerdan que “según recoge la ley en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, este tipo de trasplantes o movimientos de palmera canaria requiere de, además de los permisos de los Cabildos o Ayuntamientos pertinentes (según se encuentre en zona rústica o urbana), de una autorización específica de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural, y que la empresa encargada de tales movimientos esté capacitada y acreditada también por esa Dirección General”.

Se ha solicitado al ayuntamiento de Gáldar que se pronuncie al respeto de lo denunciado y se le piden explicaciones acerca de aquellas palmeras que se encontraban taladas y partidas por la mitad. No es aceptable que en medio de una crisis climática en donde la importancia de los árboles y las zonas verdes que aportan biodiversidad y reducción de CO2 se hace acuciante, se justifique talar plantas de estas dimensiones, que por otra parte cabe recordar son especies endémicas protegidas.

En su escrito piden conocer por parte del ayuntamiento que justifique, en caso de que tales hechos hayan sido motivados por las obras de ampliación de la Estación Depuradora, por qué no se estableció un plan alternativo de trasplante para aquellas palmeras que fueron taladas.

Por otra parte, y no menos importante, solicitan al ayuntamiento de Gáldar que se garantice el seguimiento y éxito de los trasplantes y que se les informe de cuál será la nueva ubicación de dichos ejemplares de palmeras canarias.