BEN MAGEC-ECOLOGISTAS EN ACCIÓN CELEBRA LA CADUCIDAD DE LA CONCESIÓN Y LA ORDEN DE DERRIBO DEL HOTEL RIU OLIVA BEACH

in Blog
Visto: 353

Tras una larga batalla en defensa de las Dunas de Corralejo, el Ministerio para la Transición Ecológica confirma, en conformidad con el dictamen del Consejo de Estado, la caducidad de la concesión otorgada al hotel RIU Oliva Beach para seguir ocupando este Espacio Natural Protegido y ordena derribar las edificaciones.

Esta resolución es el resultado de los reiterados incumplimientos por parte de la cadena hotelera de unos requisitos claramente establecidos en la concesión. Entre ellos, construcciones ilegales que denunciamos en 2020, como una rotonda entre el hotel y los apartamentos, una carretera de acceso y el vallado y cerramiento de zonas públicas. Unas obras por las que el Ministerio para la Transición Ecológica multó a RIU con 204.000 euros por una infracción grave en 2022 y se les ordenó demoler las construcciones, orden que por supuesto incumplieron y se inició entonces el expediente de caducidad de la concesión.

Cabe recordar que en agosto del pasado año, el gobierno formado por Coalición Canaria y el Partido Popular, liderado por Fernando Clavijo (CC) concedió el premio Turismo Islas Canarias al hotel RIU Oliva Beach, calificándolo de “pionero en la apertura de Canarias al mercado turístico europeo, con un factor de dinamización y modernidad en el Archipiélago” y defendiendo que el hotel ha contribuido al “desarrollo en el empleo local y la riqueza de la Isla”. Un reconocimiento inaceptable que denunciamos públicamente y que fue concedido a un establecimiento que no cumple con la legalidad, que ocupa un espacio público y que además participa en el deterioro de los entornos naturales protegidos de las islas, fomentando el turismo de masas que depreda nuestro territorio, que hace un uso privativo de nuestras costas y que además las degrada pasando por encima de cualquier normativa o protección.

No es la primera vez que en Canarias se derriba un hotel por no cumplir la legalidad, ya en 1989 el llamado Hotel Dunas fue demolido en las Dunas de Maspalomas por ocupar ilegalmente este espacio protegido tras una batalla judicial de 10 años.

Nuestra lucha no es contra RIU, no es contra el empleo ni es contra el progreso. Nuestra lucha es en defensa del territorio y contra quienes escudándose en la creación de empleo hacen un uso privativo de nuestras costas y de nuestros espacios protegidos, saltándose la legalidad y perpetuando un modelo turístico absolutamente depredador que consume nuestro territorio y precariza a nuestra gente.

Esta resolución es la victoria de quienes defendemos estas islas y luchamos por un modelo turístico sostenible y respetuoso con nuestro entorno. Exigimos a RIU la pronta restitución de los bienes ambientales de las Dunas de Corralejo y, en cumplimiento de la orden ministerial, la inmediata demolición del hotel Oliva Beach.