LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE LAS PALMAS DA LA RAZÓN A TURCÓN EN SU DENUNCIA EN DEFENSA DEL BARRANCO DE LA MINA

in Blog
Visto: 626

La audiencia estimó su último recurso de apelación interpuesto por la representación procesal del Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción contra el auto de 8 de agosto de 2022 que desestimaba el recurso de reforma planteado.

Es necesario recordar que el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria acordó el sobreseimiento provisional de las actuaciones, el cual se revoca ahora, mediante la orden de la Audiencia Provincial que pide al Juzgado vuelva a dictar auto resolviendo el recurso de reforma debidamente motivado.

La lucha del Barranco de La Mina ha generado un gran movimiento social y vecinal en torno al pueblo de Utiaca y La Yedra, en contra del entubamiento y a favor de los caudales ecológicos. La lucha sigue viva.

Los antecedentes de este pleito en la jurisdicción penal

El Colectivo Turcón EeA realizó varias denuncias administrativas ante el alarmante desequilibrio que sufría el Barranco de La Mina por la reducción de su “caudal ecológico”, porque la Heredad de Aguas LAS PALMAS, DRAGONAL, BUCIO Y BRIVIESCA realiza un entubamiento de las aguas que discurrían libremente por el barranco desde la Cumbre hasta los Lavaderos de Utiaca, lo que suponía un atentado al sistema natural de la zona afectada. Muchas de las denuncias de los vecinos y vecinas, respaldadas por Turcón, terminaron en las dependencias de la Policía de San Mateo y en el SEPRONA de la Guardia Civil.

Los primeros informes reconocen que el entubamiento de las aguas ha afectado a la fauna y a la flora, resaltando la existencia de conexiones clandestinas detectadas por la Policía Local de la Vega de San Mateo que suponen un desvío del caudal ecológico del cauce del barranco y su posterior venta para el riego de cultivos; señala, además, que la autorización de la instalación de la tubería de la Heredad fue con informe condicionado a mantener la biodiversidad del barranco.

Posteriormente, el informe del Servicio de Impacto Ambiental del Gobierno de Canarias específica que se ha desviado la totalidad del agua impidiendo que la misma circule por el barranco de La Mina en una cantidad de al menos 25 litros por segundo apreciándose en dicho informe del año 2015 daños a la flora en el tramo inferior. Daños que igualmente aparecen reflejados en diversos informes de la policía local y del SEPRONA a lo que suma el hecho de que no se ha verificado el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la concesión de subvenciones a lo largo de los años.

La representación procesal de Turcón-Ecologistas en Acción interpuso recurso de apelación contra el auto de 30 de diciembre de 2019 dictado por el Juzgado de Instrucción 8 de los de Las Palmas de Gran Canaria por el que se acordaba el sobreseimiento provisional de las actuaciones alegando, en apretada síntesis, que la conducta del investigado es apta para causar un perjuicio, como queda patente en la pérdida de caudal ecológico.

La lucha por el agua

En Gran Canaria pocos barrancos llevan agua continuamente: Guayadeque, La Mina y Cernícalos, Azuaje en menor medida.

Esas aguas crean unos cauces ecológicos y ecosistemas muy ricos en biodiversidad. Las administraciones públicas y la Justicia han ido reconociendo este valor social y ambiental del agua “libre”. Así, el Colectivo Turcón ganó en los tribunales de justicia la defensa del agua libre en los barrancos de Cernícalos y de Guayadeque.

Hoy día, son referentes de conservación, y pocos se acuerdan de las intenciones para entubar y desviar las aguas. El barranco de La Mina no se libra de esta batalla, y en el año 1994, la heredad de aguas presentó solicitud y proyecto para “aprovechamiento de aguas” del barranco de La Mina y su desvío a la presa de La Siberia.

Muchas personas sensibilizadas con la riqueza de La Mina han luchado para que esto no fuera posible. Aunque las tuberías y canales están ahí, en ocasiones se desvían las aguas y dejan al barranco seco.

La lucha del Barranco de La Mina generó un gran movimiento social y vecinal en torno al pueblo de Utiaca y La Yedra, en contra del entubamiento y a favor de los caudales ecológicos. La lucha sigue viva.

En este proceso, miembros de este colectivo y ciudadanos/as sensibilizados realizan actos de sabotaje a las tuberías que impiden que el agua circule libre por su cauce; estas acciones, a denuncia de la Heredad de Aguas, llega a los tribunales y la representación legal y estatutaria de Turcón es sancionada a pagar una cantidad que se sufraga con una campaña de aportaciones ciudadanas a través de la plataforma Goteo.org y dan mayor sensibilidad sobre el desvió del caudal ecológico.

El día 12 de diciembre de 2018 se realizaron mediciones/aforos en la cabecera de la Cuenca de Tejeda por parte de los técnicos del CIAGC y en presencia de este Colectivo. El caudal medio final fue de 9,62 litros por segundo. Supuestamente, en aquel entonces, se trasvasaban a la cuenca del Guiniguada, Barranco de La Mina unos 6 litros por segundo, ya que hay una parte que se quedaba en Tejeda. Sin embargo, la Heredad ha desviado esas aguas hacia la Presa de la Siberia y/o Presa de Antona para su regulación y almacenamiento, lo que ha propiciado que La Mina se seque.

El barranco de La Mina está formado por uno de los heredamientos más antiguos y con más historia de Gran Canaria, ya que fue sobre el año 1500 cuando el Cabildo pidió a los Reyes Católicos que le fueran concedidas las aguas de Texeda, algo que sucede al año siguiente, constituyéndose en uno de los primeros trasvases de España. En La Mina existieron un total de ocho molinos distribuidos a lo largo del barranco, lo que demuestra el importante caudal hídrico que tuvo antaño, utilizado, sobre todo, para abastecer al Real de Las Palmas y regar las vegas agrícolas de las medianías. Todo eso en los años 1501-1526.

Las aguas, que bajaban por las laderas del barranco, fueron encauzadas hacia los molinos. El primero se construyó sobre el año 1871 y se llamó el “Molino de Arriba”. Los nombres de los siguientes fueron el “Molino de Abajo del túnel”, Molino del Puente, el Molino de Cho Gutiérrez, el Molino Quintito, el Molino de La Yedra y el Molino Caído.

Aguas libres en La Mina, llevamos varios años/décadas con este asunto de denuncia pública contínua y pleitos judiciales, de concienciación ciudadana, de movimiento asociativo, reivindicando los caudales ecológicos que le corresponde a la rica biodiversidad del Barranco de La Mina, en el término municipal de la Vega de San Mateo.